Judit-dominguez-en-efeverde_th_6b083adb4891aae6afdad1aab8aa179a

La Dra. Judith Domínguez, investiga – principalmente – sobre la importancia del agua como recurso estratégico. En este texto, publicado originalmente por la Agencia EFE en Madrid, Judith pone las bases de su teoría académica.

¿Qué tan estratégica puede ser el agua para un país?
Tener o no agua, se está convirtiendo en una condicionante del desarrollo. Sea que se refiera al desarrollo económico o social, una sociedad y un país son altamente dependiente de sus recursos hídricos. Si la protección ambiental no ha alcanzado el debido lugar para incidir en la toma de decisiones, el agua, a fuerza de su escasez o contaminación, terminará teniendo este lugar.
Sin agua no puede plantearse el desarrollo. Todavía la vemos como un regalo de dios y como un recurso que no se acabara, pero los hechos y los datos nos muestran otro panorama. Dentro de la sociedad muchos son reacios a pagar por su uso, mientras que otros proponen soluciones extremas como confiarla al mercado. El rol del gobierno es precisamente establecer ese óptimo decisorio para mediar entre estos extremos.

Ante el incremento de los conflictos que dan cuenta de las disputas por el agua, grandes potencias o grandes inversores, entre los que destacan los bancos están comprando áreas donde existen reservas de agua en todo el mundo. La lista es grande, Deutsche Banck, Goldman Sachs, HSBC, Citi Group, Credit Suisse, JP Morgan, Allianz Group son solo unos ejemplos. En regiones como Texas el gran inversionista T. Boone Pickens ahora se ha centrado en el agua y la construcción de redes y acueductos a partir de la adquisición de tierras donde está el acuífero Ogallala. Pero no es el único. Las inversiones están volteando a mirar de diferente forma a ciertos países con reservas de agua y a invertir en infraestructura hidráulica.
Pero, ¿qué tan conscientes son los países de un futuro orden mundial donde el agua sea tan estratégica para su posición en el mundo? Van muy por detrás de lo que vislumbran los grandes capitales. Actualmente Brasil, Rusia, Estados Unidos, Canadá y China poseen las grandes reservas de agua del mundo y Latinoamérica tiene un gran capital natural en este sentido. En pocos años estaremos en presencia de un recurso tan estratégico como lo es el petróleo, con la gran diferencia, de que el agua es vital, no sin razón muchos le llaman el oro azul. 

Pueden conocer el artículo completo en esta liga.